Historia Familiar

La familia Sánchez de Loria desciende del Español Don José Teodoro Sánchez de Loria, quien llega a Chile el año 1785, nombrado por el Rey de España, para ejercer el cargo de Oidor de la Real Audiencia.

Don Enrique Sánchez de Loria Faulkner fundó la viña en 1890 convencido de la gran calidad del Terroir del Valle del Aconcagua. Plantó parras de Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc y Torontel, convirtiéndolas en una de las cepas más antiguas de Aconcagua y Chile.

Desde entonces la viña a permanecido en la familia, quienes han sabido mantener los valores de originalidad, calidad y tradición de generación en generación, posicionando sus vinos en los más altos estándares de calidad, lo que agrada a los paladares mas exigentes.